Compramos tu siniestro

+34 611 099 898

Atención al cliente:

+34 910 917 412

¿Conoces la diferencia entre seguridad activa y pasiva en tu coche?

Seguridad activa y pasiva

¿Sabes distinguir la seguridad activa y pasiva de un coche? Los sistemas de prevención deben ser, siempre, un aspecto fundamental al elegir tu próximo coche. Por eso, te animamos a descubrir, en este post, cuáles son sus diferencias y sus principales aplicaciones.

¿En qué se diferencian la seguridad activa y pasiva de un coche?

En materia de seguridad en cualquier campo de la vida, podemos actuar para prevenir peligros o minimizar sus consecuencias. Precisamente, esta es la diferencia capital que debes contemplar en este aspecto:

  • Seguridad activa. Su función es evitar los accidentes. Este sistema incluye todos los elementos que permiten controlar y mantener el coche libre de impactos o salidas de la vía. Dentro de este apartado, fundamentalmente, se incluyen los frenos, los neumáticos, los faros y otros sistemas de iluminación, la dirección y la suspensión. También, por supuesto, los controles de estabilidad y todos los recursos de ayuda a la conducción.
  • Seguridad pasiva. En este caso, su misión es reducir las consecuencias generadas por un accidente que no se ha podido evitar. El sistema de seguridad pasiva protege, por tanto, a todos los pasajeros y al propio vehículo. ¿Cuáles son sus ejemplos más evidentes? El airbag, el cinturón de seguridad, las lunas que no estallan, los sistemas de retención infantil y la columna de dirección deformable. Tampoco debemos olvidarnos de las modernas tecnologías de e-Call. En esencia, estos sistemas realizan automáticamente una llamada a emergencias cuando se ha producido un accidente y envían las coordenadas del suceso.

Como ves, la protección de los pasajeros de un vehículo depende por igual de ambos aspectos. La seguridad activa se esfuerza por prevenir accidentes; la pasiva, por reducir las secuelas por accidentes.

Si estás interesado en comprar un coche nuevo, te conviene fijarte en el estado y los recursos de seguridad de las distintas opciones. De igual manera, cuando se trata de tasar un automóvil, siempre hay que tenerlo en cuenta.

Principales elementos de seguridad activa de un coche

¿Quieres saber más sobre la seguridad de los vehículos? A continuación desgranaremos, brevemente, cuáles son los principales recursos de seguridad activa de un coche para mejorar su eficacia, estabilidad y control y, por consiguiente, impedir que se accidente.

Seguridad activa del coche

Frenos

Son vitales para este fin. En la actualidad, se han modernizado mucho e incluyen circuitos independientes que actúan cuando el sistema general no frena. La mejor opción son los ABS o antibloqueo, ya que detienen el automóvil antes y no bloquean las ruedas.

Neumáticos

Su adherencia al suelo, en sus distintos estados —seco, mojado, helado, nevado…—, y la correcta tracción son aspectos capitales.

Iluminación

También han mejorado mucho estos sistemas, pues ofrecen luces más visibles, menos molestas y más blancas. Su función es evidente: ver bien y ser vistos antes.

Dirección

Estos elementos se encargan de favorecer las maniobras correctas en el coche. Además, cuando aumenta la velocidad, han de resistir los vaivenes con dureza para evitar los riesgos.

Control de estabilidad

¿Te suena el sistema EPS? Este sistema antivuelco es el más popular del mercado. Se trata de una aplicación de inteligencia artificial que se activa cuando perdemos el control del coche. Sus sensores consideran la velocidad en cada llanta, la posición del pedal del acelerador y la ubicación del volante. En tiempo real, decide cuál es la mejor acción y la aplica.

Suspensión

Su trabajo consiste en absorber las irregularidades del terreno sobre el que avanzamos. Así, el automóvil conserva toda la estabilidad. En consecuencia, resulta más sencillo dominar el vehículo incluso sobre los firmes más inestables. Las llamadas barras estabilizadoras, por su parte, cumplen el propósito de evitar la inclinación automovilística en las curvas. Para ello, conectan los pares de ruedas de cada eje.

¿Qué elementos de seguridad pasiva son importantes en un automóvil?

La seguridad pasiva aspira a reducir las secuelas por accidentes que no se han evitado. Por desgracia, no siempre es posible prevenir los accidentes. En estos casos, los sistemas pasivos de seguridad entran en juego y reducen las potenciales lesiones de los protagonistas del suceso. Y también, en lo posible, los daños en el coche. Para que sepas identificarlos, te mostramos cuáles son los principales elementos de seguridad pasiva.

Seguridad pasiva del coche

Carrocería y chasis

No siempre pensamos en ellos al hablar de seguridad, pero son determinantes. Reciben el primer golpe y han de ser capaces de absorber la máxima energía, protegiendo el habitáculo. El binomio resistencia-deformación es la clave. Los automóviles más actuales, en caso de impacto, se dañan mucho más que antes. A cambio, los habitáculos quedan muchísimo más protegidos. ¿Por qué? Porque se prefiere la seguridad humana que la protección de la máquina.

Sistema de airbag

Cuando se produce un impacto, estas bolsas de aire se hinchan con rapidez y evitar el choque de los pilotos y los copilotos contra el volante o el salpicadero.

Cinturón de seguridad

Sin ellos, los frenazos y los choques frontales suelen proyectarnos hacia adelante hasta impactar brutalmente contra el interior del vehículo o con la propia carretera. Hay que llevarlos siempre puestos y en buen estado. Las alertas del ordenador de a bordo, que se activan cuando no los usamos, también son elementos de seguridad pasiva.

Sistemas de retención infantil

Los niños deben viajar perfectamente asegurados. La Unión Europea obliga a disponer del sistema de fijación ISOFIX a todos sus vehículos. Los dispositivos empleados han de contar con sujeción al automóvil, cinturón de seguridad propio y protección lateral.

Cristales

Las mejores lunas actuales no estallan en miles de pedazos cuando se producen colisiones. Así, se reduce sustancialmente el riesgo de cortes y daños personales.

Elementos deformables

Tanto los pedales como la columna de dirección cambian de forma rápidamente en caso de impacto. Gracias a ello, las piernas y el abdomen de los afectados quedan mucho más protegidos.

¿A que ya lo tienes mucho más claro? Todos estos elementos de seguridad activa y pasiva son «activos« de protección en tu vehículo. Por eso, y por la salud de todos, tienes que comprobar su existencia y su correcto estado en cualquier automóvil que conduzcas. Si necesitas saber cuál es el valor de un coche, no lo dudes y tásalo ahora con nuestra herramienta online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba